sábado, 23 de julio de 2011

Una historia en otra época

Donde la tecnología  ya había dado un paso agigantado. Éramos cuatro hermanas, cuatro muñecas distintas, cuatro gustos diferentes, pero siempre había el que ellas querían jugar con mi muñeca y claro al ser la mayor les toleraba un poco más, así que siempre terminaba dejandoselas, yo me ocupaba en otras cosas, como estar observando a mi madre  mientras cocinaba, como me gustaba observarla cocinar, platicar con ella y el olor de su comida, ese sazón tan exquisito que jamás ha perdido hasta el día de hoy.

         Recordé tantas cosas al ver a esa muñeca tan abatida al paso del tiempo, recordé aquella navidad en la cuál, mis padres me regalaron una muñeca, la de moda, aquella que media como un metro de altura, sus cabellos rizados y su vestido con flores la hacían tan especial, pues si, después de esa muñeca llegaron aquellas que caminaban y decían mamá, las cuales llevaban un pequeño tocadiscos en su panza, claramente recuerdo aquella melodía  "Martinillo martinillo que horas son, que horas son, toca la campana, toca la campana din don dan, din don dan".  Y ahora investigando un poco de aquella época a esta época, encontré un poco de la historia de la muñeca.

Las muñecas son juguetes destinados a las niñas en los que pueden recrear algunas de las labores propias de la maternidad como cambiarlas de ropa, peinarlas, mecerlas, acostarlas, etc. A lo largo del siglo XX el diseño de las muñecas se ha ido sofisticando de tal modo que se han lanzado modelos que ejecutan las más diversas acciones.  En todos los tiempos y en todos los países se ha procurado la manera de divertir a los niños. La arqueología ha encontrado muñecas en excavaciones de tumbas egipcias datadas del siglo XXI antes de Cristo. Esto hace pensar que quizás se trate de los juguetes más antiguos de la historia. Parece que era costumbre entre los antiguos enterrar a los niños con sus juguetes o, cuando menos, grabarlos sobre sus sepulcros, costumbre que se conservó aun en los primeros años del cristianismo. Tanto los romanos como los griegos disponían ya de muñecas articuladas con las que las niñas podían jugar. Plutarco, Aristóteles, Platón y Horacio mencionan figurillas movibles por medio de hilos o alambres para diversión de la infancia. Los antiguos y en especial  los romanos, cuando las jóvenes núbiles se casaban iban a colgar en los altares de Venus las muñecas que les habían servido para entretenerse en los primeros años. En Japón, las muñecas son el tema de una celebración denominada Hina Matsuri, o fiesta de las Muñecas, que se lleva a cabo todos los años el día 3 de marzo. Esta festividad, también conocida como la fiesta de las niñas, se deriva de varias costumbres diferentes, una de ellas es un rito de purificación chino que se celebraba a orillas de un río a principios del tercer mes lunar. Durante el período Heian (794-1185), los cortesanos hacían llevar adivinos al palacio el tercer día del tercer mes para que los libraran de sus impurezas, las cuales eran transferidas a imágenes de papel [...] que se arrojaban al río o al mar. Durante el siglo XIX se reconoció que el juego cumple un papel importante en el desarrollo infantil.

Como resultado, en Europa prosperó la industria de las muñecas. Ya en 1824, los alemanes habían creado un mecanismo que permitía a sus muñecas decir “mamá” y “papá”. Años más tarde, todavía en el siglo XIX, fabricaron muñecas que caminaban. El inventor americano Thomas Edison incluso diseñó un tocadiscos en miniatura que lograba que algunas muñecas “hablaran”. Mientras tanto, los franceses crearon la Bébé Gourmand, que podía comer. También destacaron por sus muñecas tipo maniquí, que venían vestidas con trajes muy elaborados. 
Durante el siglo XX hubo un crecimiento extraordinario en la producción de muñecas. El empleo del plástico en la década de 1940 permitió fabricar modelos más baratos que a la vez tenían muchos detalles. La muñeca Barbie de plástico ha dominado el mercado desde su aparición en 1959.
Los indios pueblo del suroeste de Estados Unidos utilizaban muñecos kachina, tallados en raíces de cactus o en pino, para enseñar a sus hijos sobre las deidades de su tribu. Durante una ceremonia especial, un miembro de la comunidad se vestía y actuaba como uno de los dioses. Después, los padres daban a sus hijos un muñeco con la forma de ese dios para que jugaran y así se familiarizaran con el dios. Las muñecas y muñecos “proporcionan una vía para canalizar los sentimientos heridos, la cólera y otras emociones infantiles —explica The World Book Encyclopedia—. [...] Este tipo de juguetes permite a los niños ensayar los papeles que esperan desempeñar cuando crezcan”. Durante la fiesta del día de los Niños que se celebra en Japón cada mes de mayo, se expone la figura de un joven vestido con la armadura completa de un guerrero tradicional. Este muñeco se utiliza como modelo para animar a los jóvenes a convertirse —de acuerdo con la cultura local— en miembros fuertes y respetables de la sociedad. Cualquiera que haya presenciado alguna vez los juegos infantiles sabe que sea que las muñecas estén hechas de tela, papel, madera, plástico o cualquier otro material, son algo más que simples juguetes. Son las amigas, compañeras de juego e incluso confidentes de la infancia.
Recuerdan a la chica desconocida de la carpa en la explanada de Palacio de Gobierno Municipal en la ciudad de Tijuana?, está chica atiende...
este "bazar" de antigüedades y objetos vintage, que ya les iré mostrando en flickr  y por aquí.  Desde el baúl de mis recuerdos.
 Pero les adelanto que; la palabra 'vintage' es un término que nace en el siglo XXI.  La diferencia entre Vintage, Antiguo, Segunda Mano y Retro: Por definición se entiende de que algo es antiguo cuando es anterior a 1900, o sea que tenga al menos 100 años, aunque en los últimos tiempos se ha rebajado la cota a 50 años. Todo lo posterior al 1920 se considera Vintage, como está lata de talco Johnson & Johnson.

2 comentarios:

Juliet dijo...

que maravilla de fotos!
me chiflan!!:)
parecen realmente de otra época!
UN BESAZOOO!

Nat dijo...

Todo lo antiguo tiene ese no se que que los hace tan especial! Me encantan!!